martes, 2 de diciembre de 2014

Mi historia con Mary Kay

Hoy os traigo mi historia con Mary Kay que al principio no fue fácil y que ahora ha cambiado mi vida:
Cuando estaba trabajando en El Corte Ingles una de las chicas me dijo que era Consultora de Belleza de Mary Kay, que se dedicaba a dar clases de cuidado de la piel y automaquillaje gratis y me dijo que si quería trabajar con ella. Yo acepte por curiosidad y ver si me interesaba o no, por lo que un día quedamos y me explico como iba todo y le dije a una amiga si quería probar la clase de automaquillaje que iba con ella para verlo.
Nos encanto como hizo la clase y salimos muy contentas, por lo que decidí entrar en el mundo Mary Kay, pero deje de trabajar en el Corte y ya no volví a ver mas a esta chica y su empresaria me llamo para ser consultora de su equipo. Nos reunimos para mi formación, pero no podía ir a todas las reuniones porque me pillaba muy lejos de casa asique no conseguí mi titulo de Consultora de Belleza, tampoco hice pedido porque no conseguí que nadie quisiera hacer las clases gratuitas de cuidado de la piel y automaquillaje, y no entendía por qué, porque todo el mundo siempre quiere las cosas gratis.
Total, que me lleve una gran decepción porque no entendía como era posible no hacer ni una clase, ni siquiera con amigas o conocidos que te ayudaran a empezar algo nuevo, que estos casos sabes quien esta ahí siempre para apoyarte y quien no. Esto fue hace 2 años.
Resulta que a principios de Noviembre, por medio de unos amigos de mis padres, conozco a la que es mi empresaria ahora, que es vecina de estos amigos, y le cuento que yo fui de Mary Kay pero que nunca conseguí hacer nada. Volvimos a hablar y le comente que quería ser de su equipo, que estaba al lado de mi casa y que podría ir a todas las reuniones ( aunque falto a algunas por los estudios) pero que esta vez seria diferente.
Quedamos un día para firmar mi entrada en Mary Kay en una reunión que tuvo con sus chicas de equipo. Ese día me lo pase genial, fue una reunión increíble donde cantamos bailamos, aprendí un montón de cosas y me subieron el animo muchísimo. Desprenden una fuerza increíble y eso te hace replantearte las cosas y tener una visión mas positiva y ver que si quieres puedes.
Salí de la reunión con tantas ganas de comerme el mundo, que ese mismo día ya tenia una compañera mía de clase que quería hacer las clases y llevaba encima una crema de manos que le di a probar junto con mi base de maquillaje. Las 2 cosas le encanto y me hizo un pedido de la base de maquillaje.
Yo no me lo podía creer, era mi primera cliente, una persona que confió en mi, en mi profesionalidad y mis consejos y cuidados. La satisfacción personal fue increíble porque fue algo que conseguí por la reunión, por la fuerza de mis compañeras, pero también por mi esfuerzo en no rendirme.
Ahora tengo pendiente las 2 clases con mi compañera para que sepa cuidarse y maquillarse como es debido.
Con todo esto, quiero expresar que si un día decides hacer algo y que no te sale bien, no te rindas, lucha por ello, que lo conseguirás, y si es algo que te gusta, lo vas a disfrutar todavía mas, ya que no mucha gente se puede dedicar a lo que le apasiona.
Puedo decir que Mary Kay ha cambiado mi vida, veo las cosas muy diferentes, y se que tendré un largo camino donde iré mejorando y consiguiendo nuevos logros.
Os dejo unas fotos de la formacion de la clase de automaquillaje y cuidado de la piel. Espero que os haya gustado el post y nos vemos en el próximo!!!!